Vivalando

PORTOCOLOM

Descripción

Si viajas a Mallorca no puedes dejar de visitar Portocolom, un precioso pueblo pesquero tradicional al que le sobra encanto.

Es un rincón mallorquín donde querrás quedarte para admirar las impresionantes puestas de sol y bañarte en sus cristalinas aguas mediterráneas.

Déjanos guiarte por Portocolom y descubre es te pedazo de costa de las Baleares , para muchos uno de las más atractivas de la isla.

¿Dónde está Portocolom?

Portocolom se enclava en el lado oriental de Mallorca, en el distrito de Felanich, en una bahía irregular. Como ya lo dijimos, es un pueblo pesquero tradicional, donde hoy a lo largo de su muelle conviven embarcaciones lujosas y de ocio con los barcos locales de
pesca.

Su nombre proviene de la época romana, “puerto de las palomas”, gracias a la enorme cantidad de estas aves que se veían en el lugar, y fue un puerto importante para el comercio.

Su enclave estratégico lo convirtió en blanco de ataques, lo que impulsó la construcción de numerosas torres y atalayas, lo que a su vez promovió su crecimiento, desarrollándose en la Edad Media como un importante núcleo urbano y portuario.

La playa Cala Marҫal se encuentra a un kilómetro escaso de Portocolom. Es una playa resguardada del viento y del oleaje, espaciosa y de arena blanca.

Por ser grande es una de las preferidas de los turistas, que suelen estar alojados en los hoteles cercanos. En ella el calado de embarcaciones se puede hacer gracias a su fondo arenoso en la parte central.

En los laterales, por el contrario, su fondo es rocoso y con algas. Por mar, playa Cala Marҫal está fuera de la bahía de Portocolom, y el acceso por carretera es fácil desde cualquier punto. Tiene bandera azul. Cerca también puedes acceder a las playas de S’Arenal Grand y S’Arenal Petit.

¿Qué ver en Portocolom?

Si quieres disfrutar de una vista espectacular, camina hasta la cima del Puig Sant Salvador, que es la montaña más alta. El camino serpenteante te llevará a una enorme estatua de Cristo y una cruz, y al Santuario de Sant Salvador.

Ya no hay monjes, pero puedes hospedarte y visitar los alrededores. Hay unas cuevas muy famosas que puedes explorar a pie o en barco, como las cuevas del Drac y del Ham, inclusive puedes bucear y descubrir algunas bajo el agua.

En su casco antiguo está la Plaza de Sant Jaume y la iglesia de la Madre de Dios del Carmen, construida a finales del siglo XIX, con unos vitrales espectaculares.

Además, si recorres la carretera que conduce al Faro de Portocolom, puedes quedarte un rato en el Mirador de Carrer del Far, desde donde admirar la apacible belleza de este pueblo pesquero.

El Faro, por su parte, se encendió por primera vez en 1863, y está ubicado en el sitio más alto del acantilado Sa Punta.

¿Qué hacer en Portocolom?

Si te parece poco bañarte en las aguas cristalinas de playa Cala Marҫal, puedes ir de compras, aunque es preciso decir que Portocolom no tiene muchas tiendas, es mejor acercarse un domingo al mercado de Felanich.

Hay una escuela náutica, la Escola Nàutica s’Algar, donde se imparten clases de vela. También puedes jugar golf en el Vall d’Or Golf, un complejo de golf situado en el camino a S’Horta.

Y muy cerca se ubica la zona vinícola de Pla y Llevant, por si eres de los aficionados al vino. Fuera de temporada es un sitio muy tranquilo, aunque durante todo el año mantiene a biertos restaurantes y cafés para sus residentes, principalmente alemanes.

Como ves, vale la pena conocer este rincón de las Baleares.

Valoraciones y Comentarios

Este lugar no ha recibido ninguna valoración. ¿Quieres ser el primero?

Para comentar y valorar debes iniciar sesión. Si no tienes cuenta, regístrate gratis aquí

Compartir:

Únete a nuestra Newsletter

Únete a nuestro boletín y te informaremos de novedades y todo tipo de noticias